miércoles, 1 de agosto de 2012

FELICIDADES PINK PRINCESS!

Un día como hoy, hace 22 años, nació una princesita, Laura. La pequeña Laura era una niña muy alegre, cariñosa, risueña y un poco tímida.


Laurita fue creciendo y a su vez, fue encontrando momentos que la llenaban de felicidad, momentos que compartía con su familia y que permanecerán siempre en su recuerdo. Uno de estos momentos fue la navidad; a la pequeña le hacía mucha ilusión poner el árbol con todas las bolas y  las lucecitas, madrugar el día de reyes, despertando a sus padres y hermanas para abrir todos su regalitos y cantar villancicos.


Por fin llegó el día de la comunión de la pequeña princesa, ella estaba feliz. Ese día recibió muchos regalos que le fascinaron, no podía parar de sonreír y se sentía como una auténtica princesa.

Un tiempo después llegó a la vida de Laura, un amigo, el pequeño Luki. Ella decía que era un bebé pequeño y gordo. Luki era un perrito muy cariñoso, aunque un poco gruñón y esto enfadada a la pequeña porque ella quería que su bebé fuese siempre muy simpático con todo el mundo.

Laura iba al instituto cada día y allí iba aprendiendo no sólo el contenido de las asignaturas que día tras día sus profesores le inculcaban, si no también grandes valores como la amistad, el compañerismo, la comprensión, la cooperación… Encontró a grandes amigas con las que compartiría muchos años llenos de grandes momentos.

 
Cuando acabó el instituto la princesita, decidió hacer un ciclo formativo de grado superior, concretamente, educación infantil. Siempre había tenido debilidad por los niños, era su gran pasión. Le encantaba jugar con ellos, enseñarles canciones y compartir momentos inolvidables  con ellos. En ese ciclo, conoció a una persona especial que la ayudó y orientó en los momentos en los que la pequeña Laura tenía dudas. Después de dos años, esa etapa se acabó y aunque le daba mucha pena, tenía muchas ganas de dar el siguiente paso, ir a la universidad.



Llegó septiembre, y por tanto, daba comienzo su nueva etapa en una universidad, que aunque ella no lo sabía de momento, le traería grandes momentos, que no olvidará fácilmente.

 
El primer día, conoció a dos chicas llamadas Elena y Ana. Laura estaba contenta porque ya conocía a dos compañeras con las que compartiría al menos un año de su vida, pero lo que la pequeña Laura no sabía, es que esas dos chicas, serían sus amigas y se convertirían en “las tres de siempre”


Más adelante conoció  a otras tres chicas, Ainhoa, Moni y Maite, con las que  terminaría de formar su pequeño grupo.


Con ellas compartió muchos momentos dentro de la facultad, muchas comidas en la cafetería, tardes en las mesas haciendo trabajos, ratos en la biblioteca buscando información,exposiciones,conferencias, jornadas… 


Pero también compartió momentos fuera de ella, comidas y cenas celebrando el fin de las clases, 100 montaditos celebrando el fin de exámenes, desayunos inesperados, compras…


Ahora la pequeña Laura va a desempeñar un papel muy importante en su vida, un papel que le llena de orgullo y de felicidad, la pequeña Laura, ha sido tía y ahora le toca sonreírle a la vida, aprovechar al máximo todos y cada uno de los momentos que le toquen vivir y sobre todo seguir siendo esa personita tan especial, a la que nunca voy a poder olvidar y a la que quiero tanto.

                             FELIZ CUMPLEAÑOS PINK PRINCESS!


                                TE QUIERO MUCHO




                  


 


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario